Dolencias comunes durante la gestación

Dolencias comunes durante la gestación 2

El cuerpo nunca está enfermo ni sano, ya que en él sólo se manifiestan las informaciones de la mente. El cuerpo no hace nada por sí mismo. Para comprobarlo basta con ver un cadáver. El cuerpo de una persona viva debe su funcionamiento precisamente a estas dos instancias 

inmateriales que solemos llamar conciencia (alma) y vida (espíritu). La conciencia emite la información que se manifiesta y se hace visible en el cuerpo, la conciencia es el cuerpo lo que un programa de radio al receptor. Dado que la conciencia representa una cualidad inmaterial y propia, naturalmente, no es un producto del cuerpo ni depende de la existencia de este.

La enfermedad como camino

Introducción

El embarazo es un ciclo vital y hace parte de la salud de la mujer. Su cuerpo femenino biológicamente hablando está preparado para afrontar la metamorfosis propia de la creación, crecimiento y expulsión de un nuevo ser que albergó al interior de sus entrañas. Este proceso de reproducción lleva miles de años perfeccionándose a través de la ciencia de la vida. Pensar que este proceso acarrea riesgos, enfermedades, síntomas y dolencias es en parte desconocer el principio básico vital de que la vida se protege así misma, máxime en procesos de reproducción.

Es así como el sistema de la vida protege tanto al nuevo ser como al canal que trae a ese ser, ya que este sistema inteligente y sagrado sabe que la madre es la encargada de seguir proveyendo bienestar al nuevo ser encarnado. Si le pasa algo a la madre, le pasa algo al nuevo ser. Es posible afirmar que si este proceso acarrea enfermedad o dolencia extrema, se pensaría que el proceso de reproducción en términos biológicos estaría fallando. 

En este orden, la pregunta es -sí el proceso de reproducción humana es perfecta en el sentido en que el proceso como tal no acarrea un proceso de adaptación violento para el cuerpo de la madre -¿por qué entonces, en distintas mujeres, el proceso de gestación se convierte en una etapa de enfermedad, de dolencia extrema?, ¿De qué depende de que en una mujer se presenten síntomas adversos y en otras por el contrario, la naturaleza permite la adaptación sin alterar la armonía del sistema vital de la nueva madre?

Sin duda alguna esto depende de la forma en cómo se manifiesta la conciencia en cada mujer. El proceso de creación, crecimiento y sostenimiento de un nuevo ser humano en las entrañas de una madre no sólo es un proceso biológico, también es un proceso emocional, sentimental y espiritual. Es en este nivel en el que deben buscar las causas del síntoma.

En el libro la Enfermedad como Camino[1], los autores afirman escuetamente que todos los síntomas y problemas del embarazo denotan un rechazo al niño o niña por venir. Esta afirmación proviene de las fronteras de la nueva medicina contemporánea, sostiene cómo la enfermedad es una pérdida de armonía de la conciencia que el cuerpo manifiesta y es así entonces, como el desequilibrio perdido en un proceso fisiológico como es el embarazo está íntimamente ligado a un proceso de conciencia y de armonía en la mujer o familia gestante.

Si comprendemos esta premisa, entonces saber que a la base de cualquier dolencia considerable o enfermedad en el embarazo lo que existe es un rechazo al bebe, sugiero que esta afirmación sea tomada como el punto de partida para investigar, acompañar y respetar cómo ese rechazo se ve, se diferencia y se causa en cada historia de manera consciente e inconsciente. Para decirlo de otra forma, el rechazo inconsciente o consciente de ese bebe es en cada mujer distinto, único, valioso, particular y hace parte de nuestra labor apoyar tal manifestación de la conciencia con el acompañamiento como doulas.

Ahora bien, apuntar a la raíz del síntoma y no sólo calmarlo, hace parte, a mi parecer, del acompañamiento que las Doulas, las Parteras y las personas dedicadas a la salud femenina debemos hacer. Por supuesto esto lleva años de entrenamiento en el que se debe sostener la sabiduría y una observación inteligente sobre los procesos de cada mujer con su historia personal, familiar y espiritual. 

Es de anotar que es de suma importancia no estandarizar la información y el conocimiento que se va adquiriendo a lo largo de las distintas formaciones y experiencias. Cada síntoma y cada enfermedad recobran un rostro y un cuerpo distinto. Por ello, la escucha atenta y particular para cada mujer es la única regla. 

A tener en cuenta

La escucha es una de las principales herramientas a la hora de acompañar procesos de acompañamiento de gestación, parto y posparto. Ahora bien, no sólo se escucha la palabra también hay que escuchar el cuerpo, los silencios y el inconsciente del otro. Una vez más, para ello se requiere tiempo de entrenamiento, no hay que perder la calma en tan fina formación. Una Doula se hace con los años, con la experiencia.

Gran parte de la información que a continuación se presenta acerca del listado de posibles síntomas y recetario, bien se puede encontrar como información general en la web. La mamá a la que acompañarás en un futuro no muy lejano, seguramente también encontrará esa misma información en distintos sitios virtuales; la diferencia radica entonces, en el tipo de acompañamiento que hagas como Doula y en el trabajo hermenéutico de los síntomas y su causa principal.

Es necesario entonces, rastrear la causa de tal síntoma, la forma en como se está manifestando la conciencia en esa mujer. Por ello es necesario conocer la historia de vida, conocer las circunstancias en la que ese bebe llegó a la vida de esa mujer, saber si ha tenido abortos anteriores, experiencias con otros hijos, la relación de pareja y la relación con la propia madre.

Ahora, obtener tal cercanía con la futura madre depende de la confianza que tú les des, la manera en cómo la abordas, lo que le has preguntado al momento de contratar servicios etc. Encuentra la forma para propiciar este nivel de conversación, ello debe ser parte de las capacidades a desarrollar en este camino de acompañar mujeres. Empieza por ti misma, respóndete sinceramente cómo son tus menstruaciones, cómo funciona tu cuerpo, qué enfermedades has tenido y si eres madre, recuerda los síntomas que tuviste y relaciónalo con tu estado de ánimo y con tus relaciones de ese entonces.

SíntomaDescripciónAlimentos- RemediosRastreo de pensamiento o emoción
      Mareos y NauseasComienza alrededor del primer mes y durante el cuarto. Por lo general se presenta en las mañanas. En algunas mujeres en donde el rechazo es severo las náuseas y el vómito pueden durar gran parte o toda la gestación. Allí se requiere un tipo de atención integral que comprenda los aspectos de alimentación y apoyo y contención emocional de manera permanente.Evitar los alimentos pesados como la carne, los huevos, las grasas. Es mejor verdura, fruta y pan tostado. Es necesario masticar despacio, preferiblemente alimentos tostados sin agua o algo de beber y, volver a descansar antes de incorporarse a la rutina diaria. Evitar el consumo de lácteos y hacer varias comidas al día, pequeñas. Tomar complejo B.Qué no estoy tragando de la situación. El mundo se me movió. Necesito escapar de la realidad.
Micción frecuenteDurante los dos primeros trimestres de embarazo, los deseos inmensos de orinar se deben en gran parte a que aumenta la cantidad de sangre y otros líquidos que circulan por el cuerpo. En elEs aconsejable tomar caldo de cebada que aporta a la salud del riñón y la vejiga. 
 último trimestre este cambio también se debe a la presión que el bebe ejerce sobre el suelo pélvico y la vejiga.   
EstreñimientoEs posible que el estreñimiento se deba a un cambio en el ritmo del metabolismo haciéndolo más lento. También se puede causar al no atender las nuevas necesidades que el cuerpo tiene en torno a la hidratación. El aumento del útero también presiona intestinos en algunos casos. El estreñimiento puede denotar una alimentación carente de fibra, vegetales y frutas.Tomar agua. Frutas. Alimentos frescos. Agua de linaza. Pasear después de comer. Observar algún tipo de obsesión que esté emergiendo. Observar el nivel de control. Estirarse en las mañanas apenas se levanta, tomar dos vasos de agua y hacer cuclillas.El estreñimiento está asociado a lo que no puedes soltar. Al exceso de control.
FatigaEs normal durante el último trimestre de la gestación, el bebé ejerce presión sobre los pulmones y sobre el sistema venoso.Pasear al aire libre, descalza. Hacer postura de gato. Observar la respiración. Consumir Polen, espirulina, té de menta o té de ortiga.Aprendiendo un nuevo ritmo de la vida.
Inflamación dela extremidadesLa inflamación en los últimos meses de gestación en muchas ocasiones se debe a la presión que ejerce el bebé sobre los vasos sanguíneos. Cuando la inflamación es severa y compromete rostro y ojos es muy importante alertar a la mamá sobre un posible síntoma de preeclampsia.Piernas lazadas mientras descansa. Mayor descanso. Caminar más lento en la vida. Aumentar la ingesta de proteínas.Observar los conflictos que la mujer pueda estar sobrellevando consigo misma en torno a llevar la gestación y la “carga de un hijo”
PiquiñaEl prurito o la piquiña se puede presentar en la zona del vientre, en las manos, Baños con agua de perejil. Emplastos de sábila. Tomar mucha agua. Baños regadera de avena. Aceite esencial de lavanda en la piel.Implica que en el plano mental, algo nos excita, algo que hemos pasado por alto. Detrás del picor existe alguna pasión, un ardor, un deseo que está pidiendo ser descubierto. Por eso nos obliga a rascar. Es una forma suave de escavar o cavar.
Flujo vaginalUn aumento de flujo vaginal es corriente en las mujeres en gestación. Hay que poner atención en si esa salida es de líquido amniótico o si el flujo tiene olor fuerte y pica la zona vaginal.Para las infecciones vaginales: Caléndula y vinagre. Se pone un recipiente con agua al fuego. Cuando el agua ya haya hervido se echa la caléndula tallo, hojas y flor. Se tapa el recipiente y cinco minutos después echar dos copas deInfección. Rechazo a la relación sexual íntima. Rechazo al compañero. Vergüenza e su propio cuerpo. Rabia. La infección es un conflicto materializado.
  vinagre blanco. Bañar los genitales durante 13 días seguidos. Jugo de Arandano. 
Manchas en la pielLas manchas de la piel en la gestación se pueden deber al aumento de producción de melanina. Las manchas se pueden presentar principalmente en las axilas, alrededor de la areola, en la zona genital y el rostro.Bloqueador solar. Hidratación.Sensibilidad excesiva
Ardor en la boca del estómagoSe manifiesta una hora después de la comida. En las últimas semanas de gestación se debe al tamaño del bebe y a la presión que ejerce en la zona alta del diafragma.Masticar muy despacio jengibre. Medida: media uña del dedo pulgar.Incomodidad, cansancio.
InsomnioMuchas veces el insomnio es a causa de ansiedad y miedo e inclusive por falta de movimiento.30 minutos antes de dormir tomar un té de albahaca. Meditar. Trabajar mantrasExceso de control, miedo, ansiedad, pensadera.
Dolor de cabezaSus causas pueden ser múltiples. Exceso de tensión, cansancio en los ojos, estreñimiento, infección urinaria. Deshidratación. Falta de sexo. Si es constante es necesario descartar tensión arterial alta como síntoma de preclampsia.Descansar, compresas de zanahoria en los ojos cuando el dolor de cabeza se debe al cansancio en los ojos. Tomar agua, complementos nutritivos. Atender la infección que se esté presentando. Consultar al médico.El dolor de cabeza indica tensión, también se puede asociar a un estado depresivo o irritable. Una de sus causas una libido desatendida.
Anemia severaAparece pálida el rostro de la mujer gestante, sus piernas pueden estar hinchadas y tiene dificultades mientras trabaja y siente mucho cansancio. Puede ser a raíz de falta de hierro y otros minerales.Incremento del hierro en la alimentación. Descansar, hacer actividades físicas deportivas. Preparaciones don harina de algarrobo.Tristeza profunda, falta de madre.
MiedoEl miedo tiene muchas formas de expresarse cuando se está gestando. Se puede presentar como con todos los síntomas descritos anteriormente y cuando el miedo es severo se puede presentar como síntoma de una anomalía grave en la gestación.Sahumerios. Agua de albahaca. Piedras de amatista Altares Conversación profunda   El miedo a la muerte El miedo al poder del parto Desconocimiento de la fuerza y sabiduría femenina Ignorancia

 Medicinas de Apoyo

Las Esencias Florales: las esencias florales son la medicina del futuro al decir del Doctor Santiago Rojas. Estas esencias son un remedio descubierto por el doctor Bach a principios del siglo XX. Este remedio basa su entrega en el entendimiento de que toda enfermedad física tiene un origen emocional. Las flores de las plantas y las plantas en sí corresponden a una personalidad, a una frecuencia humana y una manifestación emocional. Es por ello que para sugerir una esencia floral es necesario antes identificar cuál es la emoción o la situación que está viviendo la mujer gestante. Es una medicina que no presenta ninguna contraindicación. Tiene una disolución en brandy y en agua. La disolución en brandy no afecta en lo más mínimo ni a la madre ni al bebé; sin embargo, hay algunas mamás que van a preferir su disolución en agua.

Algunas esencias florales sugeridas:

  • Rescate: Fórmula magistral que apoya la adaptación a los cambios. Se recomienda tomar durante el embarazo y el posparto
  • Diente de León: para el estrés mental y físico
  • Nogal: Para los que tiene que dar un paso adelante y hacer frente a las influencias externas negativas.
  • Alerce: apoyo la confianza en sí mismo
  • Achicoria: para los que se preocupan por las necesidades de los otros y pretenden satisfacerla.

[1] Dethlefsen Thorwald y Dahlke Rüdiger, La enfermedad como camino. Editorial Plaza y Janes editores. 2002

Ir arriba